Ventajas y desventajas de vestir igual a tus hijos

En muchas ocasiones os hemos trasmitido que nos encanta la idea de vestir igual a tus hijos sean gemelos, mellizos, niñas, niños o bebés. La infancia es única y es que, aunque a veces nos gustaría parar el tiempo, los niños crecen rápido y solo en este momento de la vida podremos hacer este tipo de cosas que tanto nos gusta, como por ejemplo, vestirles a conjunto. Ya sea con la misma prenda o los mismos colores y estampados en distintas versiones. ¿Tú qué opinas? ¿Sí o no a vestirles iguales? Abrimos el debate, pero antes compartimos con vosotros algunas reflexiones que seguro, vosotros, podréis completar con vuestra propia experiencia.

Ventajas de vestir igual a tus hijos

  • Sentirse más unidos
    El hecho de que lleven la misma prenda puede crear entre ellos lazos de unión, sentirse identificados y fortalecer sus vínculos.
  • Práctico y cómodo
    Para nosotros, como padres, es muy cómodo vestirlos iguales teniendo los mismos conjuntos preparados. Ahorras tiempo y quebraderos de cabeza.
  • Evitar conflictos
    Tenerlo todo por duplicado, cada uno en su talla, evitará peleas por un mismo vestido o camiseta.

Desventajas de vestir igual a tus hijos

  • Personalidad propia
    Es cierto que cada niño tiene sus gustos y preferencias. Mientras que algunos niños adoran llevar zapatillas de deportes otras prefieren sentirse princesas las 24 horas del día.
  • Elegir su ropa
    Darles la posibilidad de elegir su ropa -según el momento y la ocasión- puede ayudarles a sentirse más responsables, libres, ganar en autonomía y sacar su lado creativos. Pero esto no siempre vale.

Estamos deseando leer vuestra opinión sobre si os gusta, o no, vestir igual a vuestros hijos.