foto 1Cuando tenía 8 años me regalaron un chándal rosa de Hello Kitty. Las navidades de ese año me pedí a demás unos calcetines y una bufanda… de Hello Kitty, y con poco esfuerzo conseguí convencer a mi abuela para que comprara la camiseta y el vestido correspondientes.

Entre semana vestía el uniforme del cole y deseaba con todas mis fuerzas que llegara el fin de semana para ¿Adivina?…Exacto, ponerme toda la equipación Hello Kitty. Con nada me veía yo más guapa y nada me hacía más ilusión que con ese maravilloso look de Sanrio.

Estoy segura de que no te cuesta imaginar las batallas que libraba mi madre cuando había un cumpleaños o una merienda con mis amigas y tenía que explicarme qué “sospechoso incidente” no me dejaba ponerme el vestido de Kitty para el cumple de mi prima. Porque siempre pasaba algo, estaba mojado, roto o lo que fuera y siempre acababa llorando y peleando con mi madre.

Y ahora recuerdo esas palabras de mis padres..”Algún día tendrás hijos y…”. Pues efectivamente todo llega, y cada vez que mi hija insiste con la camiseta de Frozen me hacen los ojos chiribitas, porque pienso en todos esos vestidos bonitos que tiene en el armario y que no quiere ponerse ya que nada iguala la camiseta con la imagen de su princesa favorita.

Lo que hoy te propongo es una solución para que las ayudéis a crear su propia identidad estética partiendo de su imaginario infantil, que la hagas sentirse princesa sin que para ello tenga que llevar la camiseta con la foto correspondiente.

Ahora es el momento ideal para que nuestras niñas comiencen a desarrollar su gusto estético, el truco está en ponerlo a su nivel y dejar que ellas tomen parte. Las podemos llevar bien vestidas sin desbancar a sus personajes favoritos. Haz que sea un juego para ella crear su look de cuento.

El ejemplo te lo muestro hoy con nuestro modelo Lola, un vestido de lunares con adorno rojo, que la peque fácilmente  puede identificar con el vestido de Mini y olvidarse de esa prenda publicitaria.

gorro

Mira que sencillo… combínalo con unos leotardos al tono del vestido, cambia el adorno de lana hecho a mano por un lacete, o busca una gorrito que simule orejitas de ratón … y ya está.

gorro2

La elegancia va de la mano de la discreción,es importante que enseñes a que tu hija a que en un estilismo haya un solo punto de atención, céntrate en el detalle que hace que la ropa se convierta en lo que ellas desean.

Haz que tu armario sea una ventana a su mundo mágico y disfruta creando con ella los looks de todas sus princesas y personajes de dibujos.

Después de estas claves ¿te atreves a crear un look animado con tu peque? Y…, si nos envías la foto de tu princesa te la devolvemos enmarcada para que presumas de ratoncita.….que seáis muy felices.

www.nenecanela.com

foto portada lola