Estamos en plena temporada de celebraciones y podemos encontrar vestidos niña ceremonia de muy variados estilos, colores y precios.

A cada mamá le gusta un estilo para su niña, pero todas sabemos que cada persona tiene una forma de cuerpo diferente y que no a todo el mundo le sientan las mismas prendas bien.

Está bien fijarse en las tendencias de moda y por supuesto en las celebritys que lucen este tipo de vestidos de fiesta que tanto nos gustan, pero  comprar el mismo modelo que hemos visto en una revista de moda o en televisión no es garantía de que logremos el mismo resultado al ponerselo a nuestra niña.

En Nené Canela somos conscientes de la preocupación y el tiempo que pasamos las mamás recorriendo tiendas para encontrar ese modelo ideal y diferente que haga parecer a nuestra peque una auténtica princesa.

Una de las primeras cosas que debemos aprender al comprar vestidos para nosotras es a conocer nuestro cuerpo, sabiendo cuales son nuestros puntos fuertes para potenciarlos y también aquellas cosas que podemos disimular. No debemos olvidar respetar la anatomia personal para lograr el mejor resultado.

A las niñas les ocurre lo mismo: cada una tiene una morfología particular, que a veces no coincide con la de la mamá ni con la de las hermanitas, y está será una cuentión importante si además buscamos vestidos niña ceremonia coordinados para ir todas a juego.

Para ayudarte vamos a darte unos pequeños consejos que tendrás que tener en cuenta a la hora de  elegir el vestido de ceremonia adecuado:

La primera regla básica es que las niñas carecen de pecho. Al igual que las mujeres que tienen poquito pecho los vestidos que más les van a favorecer son aquellos que tienen un corte imperal, también denominado de talle alto, que ayuda a trasladar el volumen hacia la parte superior del cuerpo.

Vestidos niña ceremonia talle alto

En segundo lugar mira la morfología general de tu niña. Si es alta y o delgada habrá que buscar diseños vaporosos y con volumen que le aporten “más cuerpo”. Los vestidos que tienen volantes o grandes lazos por ejemplo serán ideales.

Vestido ceremonia niña con gran lazo

Ysi por el contrario es bajita o más corpulenta le sentarán mejor patrones más ceñidos. Un pequeño truco en este último caso es que  elegir un vestido con escote tipo Halter o  anudado al cuello con lo que conseguiremos generar una sensación de línea vertical en el centro del cuerpo, lo que le estilizará, y además que sea cortito con lo que conseguiremos un efecto de pierna más larga.

Vestido de niña con escote al cuello

Adecuar el vestido a la edad de la niña también es muy importante, y en especial cuando queremos llevar a varias niñas a juego. Porque ir a juego no tiene porque significar ir iguales, ya que además de poder tener distinta morfología y por tanto que no les siente igual de bien el mismo vestido, la diferencia de edad puede hacer que no sea apropiado llevar a la niña más mayor con un diseño excesivamente infantil e incluso de “bebé” y viceversa. Puedes buscar firmas de moda infantil que fabriquen diseños coordinados en vez de iguales.

Vestido de cermonia para niña bebé

Vestido de ceremonia para niña de 3 a 10 años

Los diseños para fiesta no tienen porqué ser pomposos o recargados pero que el vestido tenga volumen “arma” el diseño y le dota de mayor elegancia. Para conseguir este efecto de volumen no es necesario que el vestido tenga una suscesión infinita de adornos o capas; se puede conseguir de una forma muy simple y elegante por ejemplo sencillamente con unos volantes o con el efecto de vuelo de la falda, fruto del patrón de diseño del vestido.

Vestido de niña para ceremonia con vuelo

Por último y no menos importante es elegir una adecuada combinación de complementos. Cuanto más sencillo se a un vestidito mayor facilidad para combinarlo y también mayor versatilidad para luego poder darles usos y no relegarlos al armario.

Vestido de ceremonia con chaqueta a juego

Recuerda que en la sencillez radica la elegancia, y en conocer la forma del cuerpo de tu niña la clave para que encuentres el modelo que mejor le siente.