Comprar vestidos de niña es un placer soñado por muchas mamás. ¿Qué mami incluso antes de serlo no ha pensado en ello alguna vez? Lo mires como lo mires es como volver a jugar a las muñecas, con el añadido de que lo haces para la personita que más quieres en el mundo ¿O no?

¿Comprar vestido de niña o jugar a las muñecas?

Y aunque ir de compras por las tiendas tradicionales nos guste mucho, la verdad es que también tiene muchos inconvenientes: el primero de ellos y más importante, el tiempo, no solo en la cuestión de lo que supone en una gran ciudad desplazarse de una tienda a otra, sino que además te puede tocar hacer interminables colas en el probador, con el añadido de que tus peques pueden no tener tanta paciencia y tanta disposición como tu a comprar, y lo que prometía ser una tarde ideal para comprar vestidos de niña se transforma en una “auténtico suplicio”.

Cierto es que muchas tiendas, sobre todo las de las principales marcas suelen estar localizadas en la zona centro o de principal actividad comercial de la ciudad, pero aún así es posible que no te de tiempo más que de ver unas pocas opciones.

¿Has probado ya a comprar vestidos de niña online?  Ver cientos de modelos en una tarde, compartiendo si quieres la experiencia con tu niña; “vuestra primera tarde de compras online juntas” ¿Se puede ser una madre más “in”?. O si lo prefieres por la noche, después de cenar cuando estás cómodamente sentada en el sofá de tu casa. Podrás acceder a tiendas de todos los rincones de tu ciudad, de España o, porqué no, del mundo; los límites los pones tú. Indagar sobre últimas tendencias en un momento y estar al día de los últimos consejos de moda acerca de lo que más se lleva o lo que es tendencia en moda infantil; y después de todo esto, en un par de días o sólo unas horas después, alguien llama a la puerta de tu casa, y da igual que vivas en Madrid o  Barcelona o en el pueblo más remoto de la península, y te trae los modelos que has elegido, para que se los pruebes a tu niña tranquilamente en tu casa, con vuestros zapatos favoritos, o esas chaquetas que nunca te hubieras llevado a la tienda, para que veas realmente como le queda y si es lo que buscabas “sin tener que dar vueltas”. ¡Ah!, que algo no te gusta;  no pasa nada , llamas o escribes un mail a la tienda online, te envían el repartidor a casa y te recoje lo que no quieras o te trae la talla que necesitabas, y todo ello sin ningún costo adicional para ti…¿Qué te parece esta idea? Si lo has hecho seguro que muchas de las cosas que te he contado ya las has experimentado por ti misma, pero si todavía no lo has intentado, esta es una opción que no te puedes perder. Además es super sencillo y si pruebas estamos seguros de que se convertirá en tu forma favorita de comprar ropa infantil. ¿Te cuento cómo?

 

Lo primero que tienes que saber es que muchas mamás “primerizas” en comprar ropa infantil online piensan que si no van a poder probar el vestido de niña a su peque será muy difícil acertar  y que luego puede ser una complicación tener que estar gestionando el cambio de talla o la devolución del vestido, además de los miedos de dar datos por Internet. Por eso se resisten y prefieren “ir a lo seguro” perdiendo, con mucha suerte, solo una tarde entera probándole vestidos en las tiendas de la localidad. Pero, “nada más lejos de la realidad”. Sigue estos tres sencillos pasos y “atrévete a comprar mejor”:

Primero: Asegúrate de tener una cinta métrica, de esas de costura y tómale a tu niña tres medidas: el contorno de pecho, midiéndole justo por debajo de la axila; la cintura y por último la altura. Con estas tres medidas básicas tendrás lo necesario para poder hacer tu compra online con alto grado de acierto. Cuando vayas a comprar un vestido a una marca que nunca has probado, no confíes solo en la talla ya que estas pueden variar de una marca a otra, mira en la ficha online del vestido donde seguro habrán medidas o en su defecto pregúntales vía mail. Este es un punto fundamental para las primeras compras.

Acierta con la talla del vestido de niña

Segundo: Internet es inmenso, y la oferta de ropa infantil online es infinita, así que piensa en todos los requisitos para comprar vestidos de niña preciosos: lazos, tejidos de lunares, faldas con vuelo, exclusivos, hechos a mano, colores… y cuando los tengas claros escribe en tu buscador de Internet habitual “comprar vestidos de niña online con lazos…” y pulsa buscar. La ventaja de hacerlo así es que no te ceñirás a las marcas habituales de moda infantil, estará buscando simplemente “tu vestido de niña ideal”. Además como has puesto “comprar” te aparecerán preferentemente sitios de venta, evitando así cientos de fotos de vestidos que no podrás comprar. Una opción es mirar en la pestaña de “Imágenes” del buscador, con lo que podrás ver miles de fotografías y si alguna te interesa pulsando en ella probablemente accederás al sitio de donde es original la foto, con suerte su tienda de moda infantil online, y si no te dará pistas de su procedencia.

Tercero: elige una marca de confianza. Has de saber que Internet no tiene límites, todo dependerá de lo que tu estés dispuesta a hacer. Si no te sientes muy segura puedes buscar tiendas de moda infantil de tu propia localidad. Seguro que algunas de ellas tienen una página web o de Facebook donde puedes ver y comprar vestidos de niña o  ropa infantil en general. La ventaja de hacer esto es que seguro que conoces la tienda, con lo que el miedo a estar en una página no segura desaparece y además si surgiera cualquier inconveniente es fácil desplazarte y solucionarlo. Si pruebas esto, además de servirte de “ensayo” en tus primeras compras, verás que muchos comercios de tu localidad probablemente tendrán servicios que no esperabas, como llevartelo a tu propio domicilio sin costo alguno, ofertas exclusivas para compradores online, un mayor catálogo que el expuesto en sus tiendas físicas etc.

Si tus experiencias son positivas quizá quieras probar a ver firmas de otras ciudades. Te darás cuenta de la gran variedad de firmas de moda infantil que hay; muchas más que las que puedas encontrar en cualquier calle. ¿Comprar vestido de niña igual que el que lleva todo el mundo? Olvídate de ese problema. Tu sabes que además que muchas de las grandes firmas no distribuyen sus productos igual por todas sus tiendas, con lo que podrás comprar vestidos de niña online que no estarán accesibles en tu ciudad.

Comprar vestidos de niña exclusivos y diferentes

Eso sí, visita solo tiendas de ropa infantil online de confianza. Asegurate de que en su web tienen una pestaña de contacto donde puedas ver cosas como su teléfono, donde están ubicados físicamente, y si tienen página de Facebook o redes sociales, échales un vistazo a ver que si tienen comentarios positivos o negativos. En eso Internet ofrece una enorme ventaja porque puedes investigar un poco acerca de su reputación antes de decidir hacer la compra. Además mira las condiciones de compra: si tienen o no gastos de envío, tiempo de entrega, si te devuelven el dinero o el plazo para poder efectuar un cambio o devolución. Casi todas las marcas ofrecen numerosas ventajas, ya que a todas ellas les interesa vender online y suelen cuidar mucho la atención a sus clientes por este canal.

Tienda online moda infantil de confianza

Y ya está, estás preparada para la aventura de comprar vestidos de niña online como una verdadera experta. Seguro que esta experiencia enriquecedora te aportará un universo de posibilidades para cualquier otra cosa en la que estés interesada ¿Te atreves?